Lanjarón, un lugar con mucho encanto

Lanjarón es un bonito pueblo situado en la parte occidental de la Alpujarra Granadina y dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada. Además de por su belleza, Lanjarón es muy conocido por sus aguas medicinales. Ya en el siglo XVIII empezó a hacerse popular debido a las aguas con efectos terapéuricos que brotaban en el lugar, atrayendo a personas de muy diversos lugares con todo tipo de dolencias. A lo largo de los siglos, el balneario de Lanjarón ha cambiado de manos y ha sufrido diversaas remodelaciones. Además del éste, actualmente existen cinco fuentes cuyas aguas son muy diferentes en cuanto a composición y efectos sobre la salud: aguas empleadas para remediar problemas digestivos, o para personas con problemas hepáticos y renales, aguas que ayudan a disminuir la tensión de los hipertensos, etc.
Pero, sin dejar de visitar y hacer uso del fabuloso balneario de Lanjarón, este pequeño municipio tiene mucho más que ofrecer al visitante. Existen numerosos monumentos y rincones con encanto que merecen realmente la pena ser conocidos. Como testimonio de otros tiempos encontramos los lavaderos del río. Cubiertas por un tejado se encuentran unas veinte pilas donde las mujeres acudían a lavar utilizando las aguas del río que lleva el mismo nombre del pueblo. Se encuentra muy cerca de la ermita de San Sebastián, de visita muy recomendable a su vez. Existen otras ermitas, bastante pintorescas, como son la ermita de San Roque, la de la Virgen del Pilar o la ermita de San Isidro. También son numerosos los parque repartidos por la localidad, ideales para pasear después de un relajante día sumergido en las reconfortantes aguas termales. Algunos de ellos son el Parque Era del Río, el Parque Huerta de las Monjas o el Parque del Salao.
Por si fuera poco, en un entorno como este, la práctica de deportes al aire libre es toda una experiencia. Son muchos los aficionados a este tipo de actividades que acuden a la zona para hacer senderismo por sus diferentes rutas, bien acondicionadas, o cicloturismo.
Finalmente destacar que en Lanjarón se come muy, muy bien…como en toda la zona de Las Alpujarras. Básicamente se basa en la agricultura y ganadería del lugar dando como resultado exquisitas carnes y embutidos con las que se elaboran diversos tipos de guisos, tortillas, ensaladas…Una delicia para los amantes del buen comer.

Pincha aquí si quieres saber más cosas sobre Lanjarón o acerca de otros balnerios.

Foto 1 y 2.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *