Un accidente que pudo haber cambiado su vida

Gerard Piqué cumplirá el próximo 2 de febrero 25 años. Y es que las cosas, a su edad, no le van nada mal ya que no para de ganar títulos desde que regresara al Barça en el año 2007 y vive una bonita historia de amor con la hermosa colombiana Shakira…Creo que mucha gente desearía estar en su lugar.

Una vida de éxito y gloria que pudo haberle sido arrebatada cuando Piqué era muy pequeño. Recientemente, la madre de Gerard, Monserrat Bernabéu, ha desvelado en una entrevista al diario «ARA» que su hijo se cayó por la terraza siendo muy pequeño. Monserrat relata que cuando Gerard tenía poco más de dos añitos (15 meses) se precipitó al vacío sufriendo un grave traumatismo craneal: «Hacía poquito que había comenzado a caminar y cayó de una terraza. Se hizo un traumatismo craneal sin hemorragia ni lesiones en el cerebro». «Dejó de caminar durante tres días y tardó una semana en recuperarse. Tuvimos suerte», continúa. Y la verdad es que tuvieron muchísima suerte, ya que podría haber sido un accidente gravísimo y sólo se quedó en un gran susto. Pobre Piqué, su vida repleta de éxitos podía haberse visto truncada por este desafortunado accidente. Y no necesariamente porque se hubiera golpeado la cabeza y se hubiera dañado el cerebro, sino porque se hubiera hecho daño en las rodillas, por ejemplo, y esto le hubiera impedido para jugar al fútbol de mayor. Pero la suerte le sonrió aquel día…y parece que ahora mismo también, ¿no crees?

Foto 1 y 2

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *