Recetas de verano II

Cuando llega el calor, el simple hecho de pensar en un cocido u otro tipo de guiso, nos hace sudar. Pero las legumbres son muy importantes y siempre deben estar presentes en nuestra dieta, por lo que el calor no debe hacer que prescindamos de ellas. Hay muchas formas de tomar legumbres en verano. A continuación una receta con garbanzos rica rica y un plato muy divertido, ideal para los peques:
Ensalada de garbanzos: Se trata de una receta sabrosa y rápida de hacer. Cogemos un bote de garbanzos cocidos y los enjuagamos y escurrimos. A continuación, pelamos dos dientes de ajo y lo cortamos en rodajitas. Preparamos una sartén con un chorro de aceite y doramos los ajos (no demasiado). Una vez cojan color, añadimos los garbanzos y un poco de sal. Sofreímos durante unos minutos sin llegar a que los garbanzos se tuesten. Llegados a este punto, apartamos los garbanzos y añadimos queso en taquitos, maíz, tomate en trocitos, aceitunas negras y un chorreón de aceite de oliva vírgen. Remueve bien y, tapado con film transparente, lo metemos en la nevera duarante media hora. Esto hará que los sabores se mezclen y se ponga fresquita. A la hora de comer, puedes añadir más sal si quedó sosa y orégano al gusto.
Ensalada rusa con remolacha: Además de estar riquísima, tiene un aspecto muy divertido que gustará a los pequeños de la casa. Se trata también de una receta muy sencilla ya que básicamente consiste en la ensalada rusa de toda la vida a la que añadimos remolacha que le dará un intenso tono rosa y un sabor un poco diferente. La ensaladilla rusa clásica suele llevar: patatas, zanahoria, atún, guisantes y aceitunas, pero se le puede añadir huevo, pimiento morrón, maíz…Una vez hagas la mezcla con los ingredientes que quieras, la reservas sin mayonesa. Echamos la mayonesa en el vaso de la batidora y añadimos remolacha troceada. Batimos y nuestra mayonesa se tinta de rosa rápidamente. A continuación, mezclamos todo, decoramos y enfriamos en el frigorífico. Si quieres conseguir un plato aún más divertido y colorido, puedes poner en media fuente ensalada rusa con remolacha y en la otra media sin remolacha, resultando una ensalada rusa bicolor y apta para todos los gustos!!
Más recetas fresquitas en nuestra próxima entrega!!

Foto 1 y 2