Las impactantes declaraciones de un icono de los 80

Si sois de mi generación, los ochenta, es probable que películas como “Los Goonies” (1985), “Cuenta conmigo” (1986) o “Jóvenes ocultos” (1987) formen parte de las pelis preferidas de tu infancia. Recientemente, uno de los protagonistas de todas ellas, Corey Feldman ha realizado unas escandalosas declaraciones en las que asegura que, tras esa aparente imagen de glamour y éxito del mundo cinematográfico, existe una realidad oculta y desagradable. Según sus propias palabras, “El principal problema de Hollywood fue, es y siempre será la pedofilia”. Y es que tanto él como su compañero de rodaje en Jóvenes Ocultos, Corey Haim, sufrieron constantes Abusos sexuales por parte de hombres importantes de la industria del cine.
El actor que, según dice, no ha realizado estas declaraciones anteriormente en un intento de proteger e su hijo de siete años, va a participar en un reality británico llamado “Dancing on Ice”. Al parecer, pretende dar los nombres de dos personas que supuestamente abusaron de él y de otros niños actores: “se han salido con la suya durante tanto tiempo que creen que están por encima de la ley”.
Según cuenta Corey, la reciente muerte de su compañero Corey Haim ha hecho que se decida a hablar sobre este tema que lleva tantos años sufriendo en silencio: “La gente necesita saber que la razón por la que Corey y yo fuimos barridos bajo la alfombra fue para no tener que lidiar con nosotros”, y no quiere que la gente les recuerde como “aquellos niños que de mayores no hicieron nada”. Este trauma infantil habría llevado al actor a una vida turbia y llena de excesos. Actualmente lleva veinte años alejados de las drogas.
Hay quien dice que estas declaraciones realizadas al periódico “The Sun” son un poco oportunistas y las realiza a causa del próximo reality en el que va a participar. Pero, realmente, en este mundo en que vivimos, a veces la realidad supera a la ficción y no nos imaginamos lo oscura que puede ser.

Foto 1 y 2

1 comentario

  1. que fuerte!!! aunque a estas alturas y viendo como está el mundo…Que vergüenza, se debería de controlar mucho más lo que hay detrás de muchos de estos niños prodigio, no todo es lo que parece